El PP recortan en educacion el PROA (Plan de Refuerzo, Orientación y Apoyo)

El 30 de noviembre pasado los centros educativos de Zafra sufrieron un nuevo recorte desde el Gobierno de Extremadura, esta vez el recorte consiste en la desaparición del Plan de Refuerzo, Orientación y Apoyo, más conocido en los ambientes educativos por PROA.

 

El PROA era un programa que desde sus inicios en el 2005, estaba financiado por el Ministerio y la Junta de Extremadura y su objetivo principal era lograr el acceso a una educación de calidad para todos y todas. Para ello se trabajaba en un doble sentido: “contribuir a debilitar los factores generadores de la desigualdad y garantizar la atención a los colectivos más vulnerables para mejorar su formación y prevenir los riesgos de exclusión social” y esto se concretaba en que el alumnado con más dificultades de aprendizaje recibía clases de refuerzo, en el propio centro, colegio o instituto, por las tardes.

 

El viernes 30 de noviembre el Gobierno de Extremadura convencido de que el objetivo está cumplido, es decir que ningún estudiante en Extremadura tiene ya dificultades de aprendizaje, que el éxito escolar de todo el alumnado está garantizado, decidió comunicar que ese mismo día se terminaba el PROA.

 

En Zafra, entre los dos Institutos y los Colegios Públicos unos 180 estudiantes se van a ver afectados por este nuevo recorte que influyenegativamente y de forma directa en los jóvenes con más dificultad de aprendizaje, en los más desfavorecidos.

Un nuevo recorte que va en detrimento de la calidad de enseñanza, favorece el fracaso escolar, afecta de nuevo a los que menos poseen, a los que más dificultades tienen y menosprecia el trabajo y la implicación de la comunidad educativa en el proyecto de calidad de la enseñanza pública, de todos y para todas, que hasta ahora se venía desarrollando.

 

A cambio, el Gobierno de Extremadura a través del SEXPE ha montado una forma muy especial de fomentar el interés por la educación reglada, por las matemáticas y la lengua, la geografía y la historia en los jóvenes entre 18 y 25 años y que no son titulados en ESO. Si se matriculan, asisten a clase y si finalmente titulan en ESO, les gratifican con 1.000 euros y, aquí viene la parte más interesante, mientras están estudiando les dan de baja del paro.

 

Ya tenemos la noticia: “El paro en noviembre en Extremadura sube en todos los tramos de edad, excepto entre los jóvenes de 18 a 25 años que desciende en 1.570 personas”.

 

Es una forma de maquillar los datos del desempleo. Una persona que con 20 años se matricula para sacarse la ESO no está trabajando, está desempleada ahora y siempre.

 

Se están reduciendo las becas a los universitarios, se acaba con el PROA, cada vez hay menos dinero en los centros públicos para mantenimiento y para materiales y sin embargo encuentran fondos para enmascarar, de forma tan grotesca, las cifras del paro.

 

Hay que dotar mejor a los centros educativos de adultos, a los Colegios Públicos, a los Institutos y no hacer inventos con la educación con el único objetivo de enmascarar los nefastos datos de desempleo que existen en nuestra comunidad.