El PSOE ve en la reforma de la ley local del Gobierno “una nueva vuelta de tuerca en el desmantelamiento y la privatización de los servicios públicos”

Zarrías denuncia que Rajoy “ataque” con su propuesta “otro pilar fundamental de nuestro Estado de Bienestar” como son los servicios que desde los ayuntamientos se prestan a los ciudadanos

 

“La propuesta que el Gobierno ha trasladado al Partido Socialista representa una nueva vuelta de tuerca en el desmantelamiento de los servicios que reciben los ciudadanos de sus ayuntamientos” y representa “un retroceso democrático, además de un atentado contra la autonomía local”.

 

Así se ha expresado Gaspar Zarrías en la reunión que, sobre el Pacto Local, ha mantenido esta mañana en Ferraz con responsables socialistas de política municipal.

 

Zarrías ha asegurado que “el PSOE no puede apoyar el texto del anteproyecto propuesto por el Gobierno porque incumple todos los objetivos que dice perseguir: ni racionaliza la estructura organizativa según los principios de eficiencia y equilibrio financiero, ni clarificar las competencias municipales para evitar duplicidades y tampoco garantiza su control financiero”.

 

Para el dirigente socialista, la propuesta de Anteproyecto de Ley “no responde a criterios de modernización ni de eficacia en las entidades locales, no las hace más austeras, ni abordan los problemas de financiación de los ayuntamientos” y, en definitiva, “no da soluciones a las cuestiones que desde hace años viene reivindicando el municipalismo español en su conjunto”, como prueba el que, por ejemplo, “se multiplica la estructura y se deja como está la Ley de Grandes Ciudades que ha creado distritos, tribunal de reclamaciones, defensor del ciudadano, directores generales…”.

 

Entrega de los servicios municipales al sector privado

 

El responsable de Ciudades y Política Municipal del PSOE ha denunciado que, “en un momento como el actual en el que los ciudadanos demandan más que nunca a sus ayuntamientos servicios que les ayuden a superar la difícil situación económica, el Gobierno de Rajoy ataque de nuevo otro pilar fundamental de nuestro Estado de Bienestar como son los servicios públicos locales”. Y es que “el nuevo sistema –subrayó- va a significar servicios municipales más caros, una menor eficiencia y el resultado será más recursos públicos para las empresas privadas”.

 

Para el responsable de Política Municipal “ese desapoderamiento de las competencias municipales a los Ayuntamientos, conduce de forma inexorable a la privatización de la gestión de servicios locales utilizando como instrumento a las diputaciones provinciales, bajo la apariencia de la mejora de la eficiencia y el supuesto reforzamiento de las mismas. Este –insistió- es el verdadero propósito del Gobierno: el desmantelamiento de la red de servicios públicos municipales y su entrega al sector privado previéndose eso sí, su rentabilidad al asegurar la subida de tasas y precios públicos para aumentar el lucro”.

 

“Esta reforma, que no va a suponer un ahorro de 3.500 millones de euros como pregona desde el Ejecutivo, sólo conllevará una merma impresionante de la democracia en el ámbito local y por lo tanto una merma de la capacidad de decisión de sus ciudadanos”, añadió.

 

Otra de las cuestiones denunciadas por Zarrías es que la propuesta “reduzca la democracia local a un absurdo” al traspasar decisiones municipales a funcionarios públicos, que no rinden cuentas ante la ciudadanía, y servicios a las diputaciones, ya que sus miembros no son escogidos directamente en las elecciones. “¿De qué sirve votar a los alcaldes si ellos no van a ser responsables de cómo se prestan los servicios y cómo se ejercen las competencias?, ¿Qué papel jugará la valoración del ciudadano ante una mala gestión municipal, si los responsables últimos de los servicios serán los diputados provinciales de indirecta legitimidad democrática o incluso los secretarios de los ayuntamientos?”, se preguntó.

 

En definitiva, Zarrías ha constatado que la propuesta de reforma “profundiza la distancia que manteníamos con el Gobierno y nos aleja de un posible acuerdo”. “El PSOE esperaba una propuesta para debatir un cambio en el modelo municipal que mejorase el funcionamiento de los ayuntamientos y la forma en que los ciudadanos y ciudadanas reciben los servicios. Creíamos que la retirada del documento inicial a petición de los socialistas y de la propia FEMP generaría una nueva propuesta que fuera posible consensuar. Esto no ha sido así y los aspectos que generaban entonces nuestro rechazo, se mantienen ahora”.

 

“La reforma de la administración local es fundamental para nuestro país, para nuestro modelo territorial y, sobre todo, para los ciudadanos”, pero “no compartimos ni la pretendida racionalidad de esta reforma, ni la intencionalidad encubierta de acabar con el Estado de Bienestar que el gobierno ha puesto encima de la mesa”, concluyó Zarrías, quien pese a todo reiteró la plena disposición del PSOE a “mantener abiertas las vías de diálogo para alcanzar un consenso” en esta materia.

 

En la reunión celebrada hoy en Ferraz han participado secretarios regionales de Política Municipal, miembros del PSOE en la Junta de Gobierno FEMP, alcaldes del Consejo Territorial del PSOE, representantes de las consejerías autonómicas socialistas competentes en la materia; presidentes socialistas de federaciones territoriales de Municipios y Provincias, así como portavoces socialistas en la Comisión correspondiente de Congreso y Senado.