BALANCE DE ESTOS DOS AÑOS DE GOBIERNO DEL PARTIDO POPULAR

En estos dos años de Gobierno del PP ha quedado patente su clara intención ideológica, desmantelar progresivamente el Estado de Bienestar, con políticas neoliberales, insolidarias e injustas. Nuestro Partido ha defendido, en lo que va de legislatura, que es posible garantizar y mantener esos derechos sin recortar ni limitar el acceso a ellos.

 

Los recortes sociales llevados a cabo por este Gobierno está provocando una vulneración de los derechos humanos. Estamos ante una situación de alarma social, los ciudadanos y ciudadanas están atravesando situaciones económicas y sociales durísimas, solicitando de los SS ayudas que puedan paliar su grave situación. Ante este incremento de incertidumbre y necesidad, el PP está desmantelando la red primaria de dichos Servicios Sociales con los recortes, tanto en financiación como en contratación del personal destinado a atender a la Dependencia y a la Ayuda a Domicilio. En nuestro Ayuntamiento, de las 27 empleadas solamente continúan 6 y de los casi 180 usuarios atendidos en los últimos años, están recibiendo ayuda 37 de ellos, los que están en situación total de dependencia. Este desmantelamiento de los SS será reforzado por la Ley de reforma de la Administración Local. Los usuarios están avocados a la exclusión y a la marginación social.

 

En materia de Sanidad, hemos solicitado la derogación del RDL 16/2012 de medidas urgente para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, ya que con ellas va a dejar de ser universal, solidario, igualitario, de calidad y público. Se han recortado brutalmente los presupuestos destinados a Sanidad, se implanta el copago farmacéutico y el medicamentazo. Estas medidas “urgentes” fomentan las desigualdades. Su justificación está basada en términos de rentabilidad económica, nuestro Partido lo hace en términos de derechos, esos que nunca deben ser negociables.

 

Las pensiones no se han revalorizado, no se paga compensación por la subida de los precios, todos/as han perdido un 1,9 % de poder adquisitivo.

 

En cuanto a la violencia de género, las CCAA gobernadas por el PP han reducido los presupuestos, los recursos y los servicios de atención y sensibilización. Sin ir más lejos, en el punto de atención psicológica a las mujeres víctimas de la violencia de género de Zafra, han recortado la jornada, en un 38 %, a las profesionales encargadas de atender y concienciar a las mujeres víctimas de esta lacra social. Desde el GMSZ, en diferentes Plenos y comisiones informativas, hemos manifestado nuestro rechazo ante tal decisión, puesto que si ya eran insuficientes las horas destinadas, a partir de ahora, con esta reducción, estarán más desprotegidas y serán más vulnerables. Los Gobiernos Socialistas, en las anteriores legislaturas, han creado y puesto en marcha leyes comprometidas, valientes e igualitarias como la Ley de Violencia de género, Ley de Igualdad., etc. Hemos denunciado, en diferentes espacios, la falta de implicación del PP en reforzar y mantener las medidas destinadas a paliar esta máxima expresión de desigualdad, como es la violencia machista.

 

La reforma laboral del PP ha favorecido y abaratado el despido y ha precarizado las condiciones laborales de los y las trabajadoras, pero, sin duda alguna, a quienes más nos ha perjudicado ha sido a las mujeres, dificultándonos la conciliación de la vida laboral y familiar, que está siendo casi imposible.