La letra pequeña de la Renta Básica

El PSOE de Zafra, convoca rueda de prensa para hacer valoración de la Renta Básica de Inserción y de cómo se está llevando a cabo su puesta en marcha en nuestro Municipio y en la Comunidad Autónoma.

 

Como ya sabemos, se puso en funcionamiento el día 1 de Agosto y, en teoría, estaría destinada a cubrir las necesidades básicas de quienes se encuentran en situación o riesgo de exclusión y para promover su integración social y laboral.

 

El PSOE presentó en la Asamblea de Extremadura una serie de propuestas y enmiendas a esta Ley que no fueron admitidas por el PP ni por IU. Aunque este modelo de Renta dista sustancialmente del que propusimos, decidimos aprobarlo, pues entendimos que podría paliar, de forma temporal, la grave situación económica de muchas familias. Sin embargo, ha sido desvirtuada con la redacción y puesta en marcha de su Reglamento.

 

Algunas de las Enmiendas Parciales presentadas por el PSOE fueron:

  • subir el porcentaje aplicable al IPREM al 80%.
  • Incremento de un 140% en determinados casos dentro de la unidad familiar y hasta un 150% en casos de discapacidad
  • “Esfuerzo ingente” para resolver cuanto antes las solicitudes de los ciudadanos (un plazo máximo de dos meses).

 

Estamos totalmente en desacuerdo de cómo el PP ha “vendido” esta Renta Básica. Desde Abril han venido alimentando falsamente las expectativas de las y los ciudadanos que se encuentran en situación precaria, pero sin facilitar la información real, “la letra pequeña”.

 

El proceso de tramitación es largo y excesivamente burocrático. En los SS se recaba la documentación a las y los usuarios que deciden solicitarla, posteriormente la envían a la Consejería para su comprobación y si es favorable solicitan el Informe Social. Por último, realizan el Programa de Intervención y resuelven. Aún no sabemos el tiempo de espera para la concesión de estas ayudas, pero nos tememos que pueden transcurrir varios meses hasta que comiencen a percibir la renta.

 

En los SS de este Ayuntamiento, desde que se puso en marcha esta Renta Básica, se han tramitado unas 130 solicitudes. A fecha de hoy, no se ha recibido ninguna contestación por parte de la Consejería, es decir, no se ha pedido aún ningún Informe Social.

 

El periodo de percepción es de 6 meses prorrogables otros seis (cobrando el 90%) y, si persistiera la misma situación, otros seis meses más percibiendo el 80% de lo concedido.

 

Esta Renta se otorgará a su titular en beneficio de todos los miembros de la unidad de convivencia, es decir, una por unidad de convivencia. Ejemplo, un matrimonio con dos hijos mayores de edad, que no estén estudiando y que convivan con una persona mayor pensionista, se catalogaría como una sola unidad familiar y quedarían sin derecho a percibirla.

 

El porcentaje que se aplica es el 75% del IPREM. Este indicador es el que marca los ingresos mínimos, los que superan ese porcentaje quedarán excluidos.

 

El objetivo de estas ayudas debe ser la inserción social y laboral, pero ¿dónde están esas políticas activas de creación de empleo?, ¿dónde están los cursos de formación?.

 

En definitiva, han creado la Ley, pero esta Ley no ha ido acompañada de las “herramientas” necesarias para la inserción y para que las personas necesitadas de estas ayudas puedan salir de esa situación subsidiaria. Además, esta Renta Básica es injusta e insuficiente.