LOS SERVICIOS SOCIALES SERÁN DURAMENTE CASTIGADOS POR LA REFORMA DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL.

El Grupo Municipal Socialista ha convocado esta rueda de prensa para informar y denunciar las consecuencias negativas que tendrá para la ciudadanía la entrada en vigor de la Reforma de la Administración Local.

Los efectos de esta iniciativa llevada a cabo por el PP, van a afectar fundamentalmente a los Servicios Sociales, ya que obliga a los Ayuntamientos a prescindir del control y la gestión de estos servicios básicos y que actualmente vienen prestando. Esto supone poner en peligro la subsistencia de miles de familias empujándolas a la exclusión y, sobre todo, a la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Desde hace más de 30 años, los Servicios Sociales municipales han venido atendiendo a personas y colectivos en situación de vulnerabilidad. La nueva Ley retirará estas competencias y serán transferidas a las Comunidades. Solamente los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes podrán disponer de un pequeño servicio de primer contacto y derivación. El resto quedará en manos de diputaciones o autonomías, con el riesgo de que los municipios rurales pierdan prestaciones. Zafra, por su número de habitantes, sería una de las localidades afectadas por este nuevo modelo de gestión. Se establecerán diferentes categorías de ciudadanos y ciudadanas, que en función del municipio en el que residan, tendrán derecho a unos servicios o no. Por tanto, habrá ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, fomentando, de este modo, las desigualdades sociales.

Nos tememos que, en el traslado de esas competencias, haya servicios que se queden por el camino o se privaticen.

Esta Ley va en contra del modelo europeo que apuesta por la prestación de servicios desde la administración más cercana a la ciudadanía.

 

Desde este Grupo Municipal, defendemos que los Ayuntamientos sigan siendo los encargados de atender estas necesidades, porque los servicios se prestan mejor desde la proximidad y porque estas administraciones locales son las más cercanas a los problemas concretos de su ciudadanía.

Nos están vendiendo un falso ahorro. Con la excusa de reducir el déficit y de adelgazar el gasto de las administraciones, terminarán engordando las cifras de parados y paradas, así como las de ciudadanos y ciudadanas sin derechos fundamentales.

La oposición a la reforma de la administración local planteada por el PP es ya un clamor. Asociaciones de trabajadoras sociales, sindicatos, alcaldes y alcaldesas, y demás colectivos afectados, ya se están pronunciando en contra. Así mismo, se han presentado casi 400 enmiendas.

Desgraciadamente, el actual modelo de Servicios Sociales que tanto ha costado construir durante los últimos 40 años y que ha sido fruto del consenso social, profesional y político, va a ser desmantelado.

Si esta Ley se lleva a cabo corremos el riesgo de que desaparezcan los derechos sociales y de que volvamos a la beneficencia y a la caridad.