El Grupo Socialista sigue presentando mociones que el PP rechaza

En el primer Pleno ordinario del año, el Grupo Municipal Socialista ha defendido cuatro mociones, presentadas en los últimos meses y que han sido rechazadas por la mayoría absoluta del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zafra. Las mociones buscaban reforzar el papel de los ayuntamientos y la participación ciudadana en la administración local, el libramiento de fondos para la dotación de libros de texto a centros públicos, la supresión de los premios Ceres de teatro y destinar más suelo público para regular un programa de Huertos Solidarios.

 

Una quinta moción, para el abono de la parte proporcional de la paga extraordinaria al personal del Ayuntamiento, fue retirada por el Grupo Socialista al comprometerse el equipo de gobierno a atender a lo solicitado. Estas mociones se sumaban a otras numerosas iniciativas del Grupo de concejalas y concejales socialistas, que en el ecuador del mandato de Gloria Pons como alcaldesa ya habían presentado, por sentido crítico y constructivo, más propuestas que el Partido Popular en todo el anterior período de gobierno del PSOE.

 

La primera de las mociones se había presentado contra la ley conocida como de Reforma Local, una ley que ni supone un ahorro ni aclara las verdaderas competencias ni garantiza la financiación de los ayuntamientos. Antes bien, se intervienen y se privatizan de manera encubierta servicios municipales. Para el Grupo Socialista, “aquello de que el Ayuntamiento es la institución más próxima a la ciudadanía no será más que una frase hecha o un recuerdo del pasado, si quienes creemos en el municipalismo y en la democracia en nuestros pueblos y ciudades, no paralizamos el desarrollo de esta infame contrarreforma local”.

 

El Grupo Popular vota en contra de las mociones socialistas, negándose a debatirlas, en un ejercicio dudosamente democrático. Aunque no fueran asuntos de competencia estrictamente municipal, el distinto posicionamiento de los grupos de derecha y de izquierdas aclara a la ciudadanía los diferentes modelos de hacer política en el ámbito local. Para el PP, sería “perder el tiempo con cosas que no resuelven los problemas de la gente”. Si, por ejemplo, tomar postura sobre la autonomía de los ayuntamientos, facilitar el acceso a libros de texto, evitar el derroche en espectáculos teatrales y destinar más parcelas municipales a huertos sociales no es contribuir a resolver problemas, ¿qué hace el PP en el gobierno local?

 

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Zafra –que ya ha visto cómo mociones contra la Reforma Laboral o contra la ley de Educación del ministro Wert han sido rechazadas por el gobierno local del PP y que acaba de presentar una moción contra la reforma de la ley de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo– mantendrá esta línea de oposición trabajadora, comprometida y responsable, invitando al Grupo Popular a que dialogue, debata y tome partido, en beneficio de Zafra y de sus vecinos y vecinas.