Los gobiernos del PP siguen renunciando a invertir en Zafra

Casi tres años después de que Manuel García Pizarro dejara la alcaldía de Zafra, como cabeza de un equipo de gobierno de izquierdas, el Grupo Socialista hace un balance muy negativo del gobierno del PP, en particular de la total ausencia de inversiones públicas y del abandono al que han sometido a infraestructuras y equipamientos construidos en la etapa de gestión del PSOE.

 

Desde 2011, el Grupo Socialista ha reclamado en reiteradas ocasiones “la conservación, recuperación y puesta en valor de patrimonio de Zafra, sea arquitectónico, educativo, deportivo o sociocultural, para su aprovechamiento por todos los vecinos y las vecinas”. Frente a los años de gobierno socialista, en lo que las nuevas instalaciones e infraestructuras se proyectaron y pusieron al servicio de los vecinos y vecinas de Zafra –sanitarias, en la Ciudad Deportiva, en todos los centros educativos…–, Espacio para la Creación Joven, museos como el de Historia de la Medicina, Centro Mancomunal de Formación para el Empleo, complejo sociocultural en torno al Teatro Municipal, Centro Integral de Servicios Empresariales, parques empresariales, etc., los tres primeros años de la Sra. Pons como alcaldesa de Zafra se han caracterizado por la ausencia de inversiones y de proyectos en beneficio de la ciudad.

 

Volvemos a preguntarnos, por ejemplo, cuáles son los planes del PP para abrir al público el edificio acondicionado con el fin de albergar el Museo de Historia de la Medicina de Extremadura, gracias a la inversión de varias administraciones. No es el único edificio público de importancia abandonado en Zafra. Otro ejemplo es el antiguo Centro de Salud, en la carretera de Los Santos de Maimona. Con gobiernos socialistas, éste iba a convertirse en la nueva sede de la Escuela Oficial de Idiomas.

 

Estas y otras instalaciones permanecen cerradas y seguimos sin saber cómo pretende el Ayuntamiento volver a darles un uso público. Algo similar ocurre con la piscina climatizada, incomprensiblemente cerrada tres años después de las obras realizadas por la anterior Corporación Municipal. Otras iniciativas lanzadas por los gobiernos socialistas, como las obras de acondicionamiento de la Glorieta Comarcal y que incluso contaban con dotación económica en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, han sido enterradas por el PP.