EL PSOE DE ZAFRA PIDE CONSENSO INSTITUCIONAL Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA.

Lo importante es trabajar desde el consenso institucional y a través de la participación ciudadana para impulsar y respaldar cuantas iniciativas puedan mejorar el patrimonio cultural de Zafra.

 

Hoy hablar de Zafra, de la Ciudad de Zafra. El grupo socialista está convencido que la ciudad de Zafra asienta su economía en 4 pilares básicos:

 

Deuzt Spain, vamos la Diter como empresa puntera de la localidad apoyada por otras empresas locales y comarcales como la Cementera.

El comercio eje vertebrador de la ciudad y de gran parte del dinamismo cotidiano de Zafra

La Feria Ganadera, evento más reconocido y reconocible de Zafra, que nos coloca en el mundo no solo de la ganadería sino también de la atracción por la fiesta y el divertimento.

El turismo, un entramado de actividades humanas, en sus dimensiones social, económica, cultural e histórica, que hacen necesario gestionarlo desde un modelo dinámico y sostenible, que este ayuntamiento no tiene ni se plantea tener.

 

De estos cuatro pilares el Ayuntamiento de Zafra tiene competencias en tres de ellos: el comercio, la Feria y el turismo. Hoy vamos a hablar de turismo.

 

Durante el puente del 1 de mayo, día internacional de los y las trabajadoras y hemos constatado que nuestra ciudad tiene un gran poder de atracción turística; se han llenado las calles de visitantes, los establecimientos hoteleros y de restauración han visto sus espacios llenos de clientela, el tiempo ha acompañado y nuestro grupo está muy contento de ver Zafra con movimiento turístico, pues es índice de movimiento económico y de creación de empleo, aunque sea temporal, en nuestra localidad.

 

Somos conscientes de que el sector hotelero y de restauración ha hecho un enorme esfuerzo para poner a Zafra en el mapa para convertirlo en referente turístico: su esmerada atención, la belleza y singularidad de muchos de los establecimientos, la oferta gastronómica cada vez más variada y de mejor calidad, la profesionalidad del sector…

 

Al esfuerzo del sector se añade la singular belleza de Zafra, el rico patrimonio histórico- artístico que es un gran recurso turístico y el buen tiempo, claro esto no se puede contratar, luego dejemos el buen o mal tiempo fuera de los recursos turísticos y empecemos a centrarnos en lo que realmente hay que hacer para que, desde el Ayuntamiento de Zafra, se potencie el turismo local.

 

Para el PSOE, tal como refleja nuestro programa electoral de 2011, Zafra necesita nuevas políticas de turismo y hostelería, que mejoren la calidad y la oferta de Zafra como destino singular. Que cuenten con la implicación ciudadana para que, al tomar conciencia y ser partícipes de la importancia del sector en la ciudad, actúen en consecuencia colaborando en la limpieza de la ciudad, usando adecuadamente las papeleras, respetando las fuentes y no utilizándolas como contendores de basura, que se afronte, con seriedad, el compromiso de cumplir las ordenanzas con aquellos dueños de perros que no recogen las defecaciones de sus animales de compañía de la vía pública.

 

Para ello el Ayuntamiento ha de ponerse manos a la obra, ha de ponerse a trabajar. Tiene que diseñar un plan de participación ciudadana en Zafra que fomente el cuidado de la ciudad y el respeto por lo público. El Ayuntamiento ha de ser la entidad que lidere este proceso de cambio en la ciudad, invitando a que se blanqueen las fachadas, se respeten los jardines y zonas verdes, planificando- concepto que este grupo de gobierno desconoce- con tiempo suficiente los acontecimientos, para aplicar soluciones precisas para cada momento y circunstancias.

 

Asimismo, debe ampliar su oferta cultural, con la recuperación de actividades suprimidas por el gobierno local y con inversiones públicas y una programación coordinada que no dejen en la iniciativa social y privada todo el peso de las políticas culturales.

 

En este sentido, el Grupo Socialista vuelve a pedir al gobierno municipal que actúe con responsabilidad institucional para que las fiestas De la luna al fuego y la Semana Santa de Zafra consigan las declaraciones de interés turístico regional en las que venimos trabajando desde hace años.

 

El decreto que regula las fiestas de interés turístico de Extremadura requiere, en primer lugar, la participación ciudadana en estos acontecimientos, además de la afluencia de visitantes y turistas. Además, estas fiestas deben potenciar la convivencia y la diversidad y ser promocionadas junto con la imagen de la ciudad, que debe ser mucho más cuidada de lo que ahora es.

 

En consecuencia, reclamamos al PP lo que este decreto de 1997 exige:

 

1. participación social,

2. consenso institucional

3. promoción de las fiestas y de Zafra.

 

Respecto a la participación, hacemos un especial llamamiento a que el Ayuntamiento procure aumentar el papel de la gente joven en la vida social y cultural del municipio. Esto, sin detrimento de las vecinas y los vecinos de más edad, a quienes nunca dejamos de reconocer la labor que con entrega y rigor realizan en pro de su ciudad.

Como hemos tenido ocasión de recordar recientemente, el Grupo Socialista, impulsa y respalda cuantas iniciativas puedan mejorar el patrimonio cultural de Zafra. Para ello, hay que seguir garantizando la correcta presencia del Ayuntamiento en las iniciativas que promocionan y desarrollan el patrimonio y la cultura local. Hay que realizar un plan de inversiones y de mantenimiento del patrimonio local para tener limpio y cuidado el patrimonio público, para recuperar el Hospital de San Miguel, para tener recursos que fomenten la cultura del respeto y el mantenimiento del patrimonio entre la ciudadanía.

 

Frente a la creciente dejación por el Grupo Popular de sus responsabilidades públicas, el Grupo Socialista espera de él una mayor corresponsabilidad institucional. Debe aumentar la participación social en la dinamización de nuestro patrimonio y que nuestro Ayuntamiento deje de inhibirse de sus compromisos, como a nuestro juicio está provocando el actual gobierno en otros campos de las políticas turística y cultural. Sólo así se crearán condiciones suficientes para aprovechar todo el potencial que los atractivos culturales, gastronómicos y ambientales de Zafra encierran para nuestras empresas y el empleo local. Y no habrá que seguir mirando tanto al cielo para ver si llueve o amanece, que no es poco.